martes, 25 de junio de 2019

El muro del AZAR


Hacía un montón que no pintaba un mural con temática. 
En esta edición de los muros de tabacalera de Madrid era El AZAR. 
La cosa fue así:
1) Hice una ruleta a partir de la cual saqué unos números y unos colores.
2) Estos números se correspondían con unas ilustraciones numeradas que había preparado previamente. Unos dibujos que pinté de manera bastante random sin darle muchas vuetas. 
3) Con los elementos que salieron AL AZAR compuse el boceto que luego sería el mural. 
4) Me lié con la cuadrícula para hacer que mi perfil fuera lo más realista posible y lo demás my own style.
Esto de trabajar con el AZAR tiene cosas buenas y malas. Buenas, que sales de tu zona de confort. Malas, que te explota la cabeza. Una calavera azul, que el pájaro fuera amarillo como el fondo o una fresa verde... pero supongo que ahí estaba la gracia y esas eran las reglas del juego. 
Podeis ver este y muchos otros murales (la verdad que no sé ni cuantos) alrededor del edificio de Tabacalera en Madrid. No os lo perdáis.
Aquí los amigos de Madrid Street Art Project ayudándome a mover el andamio. 

Muros en Tabacalera Madrid

Fin de semana pintando en los muros de la Tabacalera de Madrid. Tema: EL AZAR. 
 Tomándole la medida al muro con Idoia. 
Muy in love con la tienda de pinturas Rosan que se portaron deluxe, me regalaron una camiseta y me llevaron al mural en coche. "Ponemos color a tus sueños"
 Un clásico: llegar y tirar un bote de pintura. 
 
No es fácil la conciliación. Compatibilizar un bebé de 8 meses con todas sus necesidades y estar subida a un andamio como un mono. 

miércoles, 19 de junio de 2019

Prensa y Tele para el mural de las pelotaris

Súper contenta con la repercusión que tuvo el mural en Vitoria.
No es fácil que se crucen los astros y los planetas y que un proyecto de tal magnitud se pueda llevar  a cabo, por lo tanto un reconocimiento del mérito siempre es súper guay. 
El Correo aquí

Noticias de Álava aquí
Eitb

lunes, 17 de junio de 2019

Mujeres Pelotaris en Vitoria Gasteiz

El otro día leí un artículo que animaba a diseñadores e ilustradores a no poner todos los huevos en la  misma cesta. A no subir todo el trabajo únicamente en redes o plataformas cuyo destion no controlas. Un día pueden caerse, o cerrar definitivamente y tu trabajo desparecería y te quedarías a cero. 
Me acordé de lo mucho que usaba y mimaba mi blog. Intentaré tener más constancia, toda la que Ane me permita. 
Después de mil años, retomo el blog. El último mural que he realizado en mi hometown Vitoria Gasteiz ayudada por Txemy y gracias a Soka Elkartea y al Ayuntamiento de Vitoria. Mural que entra dentro del proyecto HORMAK, creado para dar visibilidad a la mujer en el espacio público. 
 
Usé una gama cromática muy alejada de los colores que uso normalmente. Me basé principalmente en el mundo del frontón y de la pelota para buscar los verdes, rojos, azules y amarillos. 
Me gustó más de lo que pensé.
Best assistant ever, Txemy.
Voilà!
Nunca pensé que acabaría teniendo un mural en Vitoria, asi que eternamente agradecida. 

martes, 2 de octubre de 2018

SKATEISTÁN

Ilustraciones editoriales y cómic para la revista La Leche, que puedes encontrar aquí


domingo, 17 de diciembre de 2017

Hablemos de Matoaka

La historia de Matoaka, o Pocahensu o como la conocemos todos gracias a la pelicula de Disney de Pocahontas dista bastante de esa edulcorada aventura de amor que nos venden. No hace falta investigar mucho para darse cuenta de que más bien es una historia de invasión, de violación, de apropiación y de rapto.
La auténtica Matoaka se llevaría las manos a la cabeza si viera lo que cuentan de su vida. 
Pocahensu era la hija del jefe de la tribu Powathan, la cosa fue que cuando los ingleses llegaron a las costas de Virginia, salvó al tal Capitán Smith de la muerte por parte de los de su aldea. Realmente esta versión de los hechos la dió el mismo Smith, así que vete tú a saber qué pasó realmente...
Por lo que fuera, Pocahensu acabó en manos de los ingleses, que trataron de usarla como moneda de cambio con los nativos. 
No funcionó porque el padre de Matoaka parace que valoraba a ésta menos que "viejas espadas, billetes, monedas y hachas."
"El bautismo de Pocahontas" pintura de John Gadsby Chapman (1840). 
Matoaka acabó en inglaterra utilizada por los ingleses como demostración de que los nativos del Nuevo Mundo "podían ser domesticados". Se casó con John Rolfe, con quien tuvo un hijo, pasándo ella a llamarse Lady Rebecca Rolfe.

John Rolfe tenía una plantación de tabaco, adivinad qué nombre utilizó para comercializarlo.
Fotos del inicio del proceso del mural.
Bocetos
Txemy con la mezcla 
No kidding! 
Una ardilla que vino a vernos 
Una vez más gracias a Btravel y a The Art Company por todo el support y a Bali Green por las pictures.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Para el Guggen

Ilustración para el suplemento especial por los 20 años del Guggenheim de Bilbao.
Un orgullo que cuenten conmigo. 
:)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...